Consciencia creativa: Liberación Industrial

Consciencia creativa: Liberación Industrial

El ego y el protagonismo dentro del diseño se quedaron atrapados en los 90’s. La nueva forma de crear es colaborando. El nivel de proyectos que realmente generan impacto son los orquestados por varias personas en diferentes disciplinas relacionadas con el diseño.

La industria del diseño podría asociarse a la teoría de las manadas de búfalos, donde estas se mueven a la velocidad del miembro más lento. En México la falta de vinculación entre creativos e industria hace que ambos trabajen con intereses similares pero sin unirse en el proceso.

Desde la década de los 60’s donde México vivió un auge creativo en varias industrias nos hemos estancado en una transición muy lenta de un país manufacturero a un país que genera patentes. Países como Japón lograron esto en la época de los 70’s de una manera acelerada superando a USA en varios aspectos. Corea del Sur país con el que comparan a México constantemente por su situación económica ha logrado esta transición en la época de los 90’s hasta volverse referente a nivel global en temas de tecnología.

Nosotros por nuestra parte tenemos la infraestructura, la inercia y el capital para lograr esto pero no existe un proyecto como país para lograrlo. Seguimos copiando modelos de negocios, importando franquicias y alabando a la piratería.

Empresas Mexicanas que llevan años establecidas maquilando para empresas extranjeras han diversificado su portafolio y desarrollado productos propios para superar crisis y poder competir a nivel global con productos importados. Son estas industrias las que tienen que invertir en diseño nacional para desarrollar nuevos productos. El problema es que no existe una base de datos o vinculación a ellas.

Las pocas industrias que están apostando por el diseño son las que han visto el éxito de la competencia y no les queda otra opción más que invertir en diseño solo para no perder mercado. El problema es que van tarde y siempre siguiendo a la competencia. Tienen que anticiparse e invertir en investigación y desarrollo a través de despachos de diseño y agencias de innovación. La industria automotriz, aeronáutica, electrónica, electrodomésticos y productos de consumo son las principales referentes de R&D.

Los centros de investigación públicos y privados son otra nebulosa a la cual los creativos no tienen acceso, evitando el que puedan potenciar y construir sobre patentes que muchas veces mueren en la burocracia. A todo esto se le suma la falta de acceso a apoyos del gobierno, la carencia de transparencia en licitaciones de productos y servicios a nivel nacional donde realmente se puede generar impacto y sinergias entre creatividad e industria.  En países como Inglaterra estas licitaciones han revolucionado todos los servicios de gobierno, haciendo que países como los Emiratos Árabes Unidos contraten a agencias Inglesas para replicar estos modelos.

Existen muchos fondos de inversión enfocados en tecnología y muy pocos para apoyo a la industria de diseño. En el 2018 la CDMX será sede de World Design Capital. Una gran oportunidad para brillar a nivel global como un país maduro en diseño. Me preocupa que no podamos presentar un proyecto de país unido y con objetivos claros de que queremos desarrollar como nación.

Se tiene que generar un consejo de diseño objetivo, apartidista, informado, con expectativas altas y que de resultados. Tiene que generarse una base de datos de todos los despachos y personas dedicadas al diseño. Incluir su red de proveedores, que industrias impactan en esto y que potencial tienen.

Es triste ver proyectos con potencial y que mueran en el anonimato por falta de recursos o simplemente por no encontrar con quien desarrollarlos.

Yo por mi parte pienso liberar todos los proveedores con los que trabajamos en las diferentes empresas, para que otros creativos tengan acceso a ellos y puedan realizar sus proyectos con gente que sabemos que cumple en tiempo y forma con sus objetivos.

Creé este grupo en FB para que todos los creativos puedan integrarse y ampliar la red de proveedores, fablabs, talleres, nuevos materiales, etc.

 

Consciencia creativa: Liberación Industrial

Ilustración: @Shootone